More

    Centro de Investigación de Vuelo Armstrong: Resumen del año

    Ha sido un año de innovación, exploración e inspiración para el Centro de Investigación de Vuelo Armstrong de la NASA en Edwards, California. El Armstrong de la NASA sigue demostrando el liderazgo de Estados Unidos en aeronáutica, ciencias de la Tierra y del espacio y tecnología aeroespacial. Nuestros científicos, ingenieros y equipos de apoyo a las misiones se esfuerzan continuamente por revolucionar la aviación, enriquecer el conocimiento del universo por parte de la humanidad y contribuir a la comprensión y protección de la Tierra.

    El vídeo de arriba muestra muchos de los logros del centro de investigación. A continuación, algunos de los más destacados.

    El X-59 alcanzó un hito importante cuando el avión supersónico de investigación fue trasladado de su lugar de construcción a la línea de vuelo para realizar pruebas en tierra. Al mismo tiempo, los equipos del proyecto se dedicaron a preparar el primer vuelo del avión y los siguientes, al tiempo que avanzaban en la fotografía de ondas de choque, formaban a las tripulaciones en sistemas de soporte vital mejorados, se preparaban para probar estaciones de micrófonos en tierra mejoradas diseñadas para medir el silencioso ruido sónico del X-59 y empezaban a pintar el avión para prepararlo para su presentación.

    La misión de Movilidad Aérea Avanzada de la NASA ha seguido trabajando con socios industriales que están construyendo nuevas aeronaves innovadoras, como taxis aéreos eléctricos y drones. El equipo ha estado estudiando cómo estos nuevos modelos pueden ayudar a los viajeros y a las mercancías a desplazarse entre las ciudades y dentro de ellas. En la NASA Armstrong hemos construido un simulador de vuelo de realidad virtual personalizado para explorar la experiencia del taxi aéreo. También hemos recopilado los datos necesarios para desarrollar una nueva tecnología de autoconducción que ayude a nuestras comunidades a estar más conectadas que nunca.

    Relacionado  FAA: no hay planes para gravar los lanzamientos espaciales comerciales

    Como el viento afecta a todas las aeronaves, nuestros investigadores lo midieron a baja altura para recopilar los datos necesarios para mejorar la seguridad de los taxis aéreos. Probamos sensores atmosféricos capaces de controlar la calidad del aire y ayudar a los aviones no tripulados a evitar las peligrosas cizalladuras del viento.

    Para mejorar la eficiencia del combustible, nuestro departamento de fabricación experimental ha construido un modelo a escala de un ala de avión que se utilizará para recopilar datos para futuras versiones más grandes del diseño.

    Para fomentar el uso de combustibles alternativos en los aviones actuales, hemos colaborado con socios del sector de la aviación para estudiar las emisiones de partículas y gases de los motores de los aviones de pasajeros.

    Con la conclusión del X-57 Maxwell este año, la investigación llevada a cabo en el marco del X-57 Maxwell ha proporcionado a los investigadores aeronáuticos cientos de lecciones aprendidas, así como avances pioneros en áreas que van desde la tecnología de las baterías hasta el diseño del control del motor de crucero.

    Nuestras tripulaciones han sobrevolado tormentas de nieve para estudiar su formación y han sobrevolado regiones nevadas para recoger datos sobre el deshielo y su contribución al abastecimiento de agua.

    Hemos realizado vuelos a baja altura sobre grandes ciudades y zonas marítimas para estudiar las fuentes de contaminación no vehiculares -como los productos de cuidado personal y domésticos- y su impacto en la calidad del aire en Norteamérica. Para hacer avanzar los modelos de incendios y humos, participamos en un esfuerzo multiinstitucional para recoger mediciones sobre combustibles, comportamiento y energía del fuego, meteorología, humo y efectos del fuego.

    Relacionado  Virgin Galactic lanzará su sexto vuelo espacial comercial el 26 de enero

    En el espacio, probamos sensores de deformación altamente elásticos para ayudar a los diseñadores de paracaídas a construir paracaídas mejores y más fiables para el aterrizaje de vehículos exploradores y equipos en Marte, y permitimos la prueba de un instrumento diseñado para medir las partículas superficiales levantadas por un módulo de aterrizaje propulsado por cohete en la Luna o Marte.

    Armstrong impulsó el compromiso de la NASA de implicar, inspirar y atraer a futuras generaciones de exploradores. Los estudiantes vieron volar sus experimentos cuando se lanzaron al cielo las cargas útiles del TechRise Challenge de la NASA. Celebramos el 15º aniversario de nuestro programa de prácticas de verano, que proporciona a los estudiantes universitarios experiencia práctica durante una campaña científica aérea real. Nuestros investigadores, pilotos y equipos de apoyo a las misiones recorrieron el país mostrando tecnologías inspiradas en la aviación y los últimos avances en investigación aeronáutica, exploración espacial, ciencia y mucho más de la NASA.

    Hemos rastreado rayos y recogido datos sobre la radiación generada por las nubes de tormenta para predecir mejor cuándo las tormentas pueden volverse violentas, y hemos allanado el camino para mejorar las capacidades de observación autónoma de pequeñas naves espaciales que sobrevuelan la Tierra, la Luna u otros mundos. Por último, hemos forjado una nueva asociación para construir, probar y hacer volar un avión experimental diseñado para reducir las emisiones.

    Éstos son sólo algunos de los muchos esfuerzos de investigación innovadora de Armstrong en apoyo de la misión de la NASA de explorar los secretos del universo en beneficio de todos.

    Foto : Nasa.org

    Noticias Recientes

    Relacionados

    Leave a reply

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí