More

    El satélite chino de retransmisión Queqiao-2 está preparado para apoyar la misión de recolección de muestras de la cara oculta de la Luna

    El satélite Queqiao-2 ha completado las pruebas de funcionamiento y rendimiento en órbita lunar, lo que permitirá a China ⁣lanzar‌ su próxima⁤ misión ⁤de retorno de muestras de la‍ cara oculta de​ la Luna.

    Queqiao-2 ha finalizado recientemente las pruebas de ⁢comunicación en⁤ órbita, según anunció el⁤ 12⁢ de abril la Administración Nacional Espacial China (CNSA).

    El 6 de abril, la nave ⁣realizó ‌con éxito pruebas ⁤de comunicación‌ con la nave​ espacial de la misión Chang’e-4, ubicada⁢ en ⁢la cara oculta de la Luna. Posteriormente, los días 8 y‌ 9 de abril, hora de Pekín, se llevó a cabo una prueba con‍ la nave Chang’e-6 en la Tierra, que aún ​no ha sido ​lanzada.

    La confirmación del funcionamiento y rendimiento de​ Queqiao-2 es ⁣el último paso antes de ⁣que‌ China lance su compleja misión Chang’e-6.⁤ La misión, que se espera⁢ que dure 53 días, es​ una​ continuación más⁣ ambiciosa de la misión de ‍retorno de muestras Chang’e-5⁣ de 2020, que recolectó 1.731 gramos de ⁢material lunar de la cara⁢ cercana de la Luna.

    El ⁢lanzamiento de Chang’e-6‌ está programado para el 3 de mayo, según los avisos de⁣ cierre del espacio⁢ aéreo. La misión tiene⁢ como objetivo recolectar hasta 2.000 gramos de muestras ​de ‍rocas del cráter Apolo, en la cara⁢ oculta⁢ de la Luna. ⁤

    Este hemisferio de la Luna nunca está orientado hacia la Tierra ⁢debido al bloqueo de las mareas. Por ⁤lo tanto, Queqiao-2 se posicionó en tierra para permitir la misión⁢ pionera, retransmitiendo señales entre las ‌estaciones terrestres y Chang’e-6 ‍en ⁣la ⁣cara ​oculta ‌de la​ Luna.

    Si‌ tiene éxito, Chang’e-6 enviará⁢ material lunar a la Tierra. El análisis ​de este ⁢material podría proporcionar nuevos conocimientos sobre la historia de la Luna y las diferencias entre⁤ su cara oculta y‌ su cara ‍oculta.

    Relacionado  FAA: no hay planes para gravar los lanzamientos espaciales comerciales

    El 19 de marzo, China⁣ lanzó​ el satélite ‌de comunicaciones lunares Queqiao-2 a​ bordo de un ⁢cohete Long‍ March 8. La nave entró en la Luna a‍ finales de marzo. La nave entró en órbita lunar el 24‌ de ​marzo y alcanzó su órbita elíptica​ de 24 ​horas ‌el 2 de abril.

    Junto con el lanzamiento de Queqiao-2,​ también se enviaron dos pequeñas naves espaciales llamadas Tiandu-1 y Tiandu-2.⁤ El comunicado de la CNSA confirma que la pareja se separó en ​la órbita lunar el 3 de​ abril.

    La‍ pareja ⁣está llevando a cabo una ​serie de pruebas para verificar la tecnología de comunicación. Los satélites ⁢experimentales volarán en⁤ formación en órbita lunar y ⁤realizarán pruebas de verificación​ de las tecnologías de navegación y ​comunicación.

    La pareja de satélites es una de​ las primeras ​de la constelación Queqiao prevista, que⁤ proporcionará servicios ⁢de navegación y comunicación lunares. Tiandu-2 ‍también ha enviado una imagen infrarroja de la Luna y de la lejana Tierra, tomada el 8 de⁣ abril.

    Queqiao-2: un‌ puente hacia el otro lado y‍ más ⁤allá

    Queqiao-2, o «Puente Urraca-2», es una⁤ continuación más​ avanzada de Queqiao, lanzado en 2018. ⁣El satélite anterior facilitó⁢ la misión Chang’e-4.​ Esa misión, compuesta ‌por un módulo de aterrizaje y un rover, realizó el primer⁤ alunizaje de la historia en la cara opuesta⁤ en 2019.

    El nuevo satélite, de 1.200⁣ kilogramos de peso, lleva una antena parabólica de 4,2 metros y forma parte de los planes ‌de China para ‍futuras exploraciones lunares⁣ y un ⁣paso hacia la construcción de ‌una‍ base ⁢lunar en la década de 2030.

    Relacionado  El segundo lanzamiento del H3 está previsto para febrero

    Queqiao-2 cambiará su órbita a una de 12 horas para apoyar las misiones Chang’e-7 de 2026 y, más‍ adelante, Chang’e-8. Estas misiones tienen‍ como objetivo‍ el polo⁢ sur lunar. Estas ⁣misiones tienen como objetivo‍ el polo ⁢sur lunar para detectar volátiles y⁣ recursos potenciales en la Luna.

    Queqiao-2 mejorará las comunicaciones ​entre la‍ Tierra y las naves espaciales situadas⁢ en el ⁣polo sur​ lunar, al tiempo que⁤ llevará a cabo actividades ‌científicas relevantes ​con sus propias cargas útiles.

    Chang’e-8 probará técnicas de utilización de recursos in ⁢situ, como el uso ‍del ‌regolito lunar para fabricar​ ladrillos. Juntas, ‌estas misiones son precursoras de la Estación Internacional de Investigación Lunar (ILRS) ⁤dirigida por China. ⁤

    Noticias Recientes

    Relacionados

    Leave a reply

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí